http://lady-sai.blogspot.com/search/label/Lost%20in%20translation

miércoles, 25 de agosto de 2010

Un cambio impaciente

Yo y mi impaciencia... ¡Qué tórrida relación tenemos!
En realidad,se podría decir que pese a mi impaciencia de nacimiento, día tras día desde el dichoso día en el que terminé mis estudios (o quizás aún no), me pongo a prueba. No por placer, sino porque resulta ser todo un reto para mí. Vencer la impaciencia mediante largas horas de espera o con horas de mi saciante lectura proveniente de cualquier lugar del mundo, diría que resulta llevadero. Sin embargo, sentarme enfrente del puzzle que representa la imagen de una cultura y de un país del Oriente tan lejano pero que a la vez me inspira tanto, ya no resulta ser tan fácil... Dispongo de 1000 piezas para resolverlo, 1000 "x" para pensar = 1000 "x" para intentar resolver el recorrido de mi vida con infinitas posibilidades apenas perceptibles que se van dibujando poco a poco. Esas 1000 piezas representan toda la paciencia que debería tener, el compromiso de mí misma conmigo. Representan el tiempo, en su percepción más lenta pero no tan vacía; el tiempo que discurre poco a poco, como gotas de agua, sin aclarar cosas al instante... ese tiempo que agota mi paciencia tantas veces pero al que no le puedo dejar anonadar mi compromiso. Ese compromiso me representa, me enfrenta al tiempo, al cambio, a la indecisión, a la libertad, a las personas, al mundo; representa mi manera de ver las cosas, me define.
En realidad, se podría decir que todo viene de una simple pregunta ¿porqué no dejarme el pelo largo? la cual tenía una respuesta mucho más compleja en mí ¿sería lo suficientemente paciente como para vivir ese cambio tan comprometido? Pues me sentiría atada, incambiable, normal, distinta de mí misma en el ahora, una Ele con miedo de volver atrás...
Pero como la vida es un reto, siento que tengo que dar un sí por respuesta y no fallarme. Así que acaba de empezar el día x.

viernes, 13 de agosto de 2010

Noche de tormenta...

Y por fin llegó la esperada tormenta murciana; la que tan fascinado tenía a nuestro amigo del norte.
Llegó de repente, bella, violenta, húmeda, salvaje... tan bonita y temida a la vez; esa tormenta que invita a recogerse, hundirse en el sillón del salón, fundirse en un abrazo; para leer y, entre líneas, distraerse observando el gran espectáculo de allá afuera, el que tiene lugar fuera del pequeño escondite que hemos encontrado.
Ésa sería la tormenta perfecta, ¿verdad?
Salvo que a veces, lamentablemente, no podemos tener todo lo que quisiéramos y esta tormenta se convierte en una verdadera pesadilla. Pero no tiene porqué, no pensemos en eso ahora porque ese momento o aún no ha llegado o sí que lo hemos vivido ya...
Disfrutemos de la tormenta con sus relámpagos, su fuerza y su ruido que estremece; pues en todo eso, en su conjunto, encontramos esa naturaleza que nos recuerda que somos simples humanos.

jueves, 12 de agosto de 2010

Ours

After tonight,
who knows where we'll be tomorrow
what if we're never here again?

After tonight
This will be a lifetime ago
so let's stay up until the sky bleeds red.

And we'll stop stop stop the world from moving
Stop stop stop the clocks from turning
Stop this night from fading away

This time is ours
If I could hold this moment in my hands
I'd stop the world from moving
I'd stop the clocks from turning

This time is ours
inside a frozen memory of us
And we are motionless, motionless

Gone like a dream that I have just awoken from
Fading away, just out of reach
And we are here, but I already miss you
even as you're lying next to me


This time is ours

http://www.youtube.com/watch?v=sj04plawlaI